Localización de averías

Un motor de arranque defectuoso puede presentar varios síntomas. Puede girar sin arrancar el motor, girar muy lentamente o no girar. Puede producir un ruido anómalo, cuyas causas se han de investigar. Las siguientes descripciones pueden ayudar a identificar la avería, las causas posibles y el modo correcto para efectuar la reparación. De todas formas, es oportuno consultar siempre el manual de servicio del fabricante para la información específica relativa a los procedimientos de diagnosis y de seguridad del vehículo.

1. ¿El motor de arranque arranca el motor demasiado lentamente? 
  • Asegurarse de que la batería se encuentre completamente cargada (12.,6 voltios) y los bornes y los cables se encuentren en buenas condiciones.
  • Una regulación del motor anticipada produce fuerzas de combustión contrarias a la rotación del motor. Estas fuerzas se transmiten al motor de arranque durante la fase de arranque y reducen las prestaciones.
  • Una viscosidad excesiva del aceite motor, sobre todo durante el invierno cuando la viscosidad del aceite experimenta un cambio natural, reduce la capacidad de rotación del motor que, por consiguiente, limita las prestaciones del motor de arranque.
  • Las modificaciones realizadas a un motor cambian sus características operativas; si se realizan modificaciones, se corre el riesgo de introducir fuerzas opuestas adicionales al trabajo del motor de arranque. Se ha de sustituir el motor de arranque por otro apto para las nuevas características operativas del motor.
  • Otra causa puede ser un contacto débil del interruptor magnético o un funcionamiento incorrecto del motor (ej. desgaste de las escobillas); o el motor podría haberse estropeado.
2. ¿El motor de arranque no activa el motor? 
  • El motor de arranque se ha diseñado para efectuar un número determinado de revoluciones por minuto (RPM). Si los cableados de la batería están oxidados o sucios, el motor de arranque ejecuta un número de RPM inferior a las previstas. Es necesario asegurarse de que las conexiones y los cables de la batería estén limpios y conectados adecuadamente.
  • Otras causas pueden imputarse a la conexión de los engranajes del piñón a la rueda dentada del motor. O bien puede haberse producido un deslizamiento del embrague y el motor puede estar bloqueado.
3. ¿El motor de arranque gira pero no arranca el motor? 
  • El volante o el plato flexible transfiere energía rotativa procedente del motor de arranque al motor. Si el motor de arranque gira pero el motor no arranca, se ha de controlar que los dientes del volante no estén desgastados, rotos o incluso falten.
  • La inspección de los dientes del volante puede efectuarse mediante la apertura del alojamiento del motor de arranque cuando haya un espacio de control. Se han de comprobar meticulosamente todos los dientes del volante.
  • Un ensamblaje incorrecto del motor de arranque puede producir síntomas similares a los de un volante estropeado. Si el piñón se ha acoplado correctamente al volante pero el motor de arranque no gira, hay que comprobar que el motor de arranque no se encuentre desgastado o estropeado.
  • El motor de arranque podría haberse instalado al contrario. Comprobar las instrucciones de instalación.
4. ¿Durante la fase de arranque se oye un clic?
  • Si se oye un clic durante la fase de activación y el motor de arranque no se arranca, el solenoide podría no recibir la tensión necesaria para funcionar. Inspeccionar el circuito de control del motor de arranque para comprobar la ausencia de conexiones oxidadas, estropeadas o rotas.
  • Si se comprueba que el solenoide recibe la tensión correcta, sus contactos pueden estar quemados. Para inspeccionar el solenoide, comprobar los procedimientos correctos en el manual de servicio del fabricante.
  • Comprobar la tensión de la batería. Cargarla o sustituirla, si es necesario.
5. ¿Se oye un ruido de hierros cuando se intenta arrancar el motor? 
  • Un ruido de hierros puede asociarse a un daño físico del volante / plato flexible. Inspeccionar el volante para comprobar su posible rotura, el estado de los dientes y el equilibrado.
  • El ruido puede estar también causado por el funcionamiento incorrecto del solenoide o por un motor de arranque estropeado. Inspeccionar solenoide y motor de arranque siguiendo las disposiciones del manual de servicio del fabricante.
  • La batería ha de estar completamente cargada (12,6 voltios) según las especificaciones del fabricante y los cables y los terminales de la batería han de estar limpios y en buen estado.
  • Otras causas de un ruido anómalo del motor de arranque pueden imputarse a las escobillas consumidas, al desgaste del piñón o a un engranado del piñón no eficaz.
6. El motor de arranque no funciona (sin ruidos anómalos procedentes del interruptor with no noise from the magnetic switch) 
  • La batería puede presentar un nivel bajo; en este caso, inspeccionarla.
  • Puede haber un problema en el contacto del circuito del interruptor o un funcionamiento incorrecto magnético de la bobina.
7. El motor de arranque no funciona (hay ruidos procedentes del interruptor magnético) 
  • La batería puede presentar un nivel bajo; en este caso, inspeccionarla.
  • Puede haber un problema en el circuito de engranado o un funcionamiento incorrecto del motor (desgaste de las escobillas).