Funcionamiento

El motor de arranque es un dispositivo que acciona las operaciones del motor.
El motor de un vehículo no puede arrancar de forma autónoma, se requiere una fuerza externa para producir una velocidad de rotación equivalente o superior a un valor predefinido. Dicha fuerza procede del motor de arranque, que usa la energía eléctrica de la batería para accionar un motor integrado que, a su vez, pone en marcha el motor del vehículo.
El motor de arranque se usa durante un periodo muy breve (aproximadamente 30 segundos) y, por consiguiente, puede ser compacto y ligero a pesar de desarrollar luna gran potencia posible.