Sondas de temperatura de gases de escape

Volver a Sistemas de Gestión de Motor

DENSO, la diferencia

La sonda de temperatura de gases de escape (EGTS), situada antes del catalizador de oxidación (DOC) y/o antes de filtro de partículas (DPF), detecta la temperatura de los gases de escape, convierte esta temperatura en una señal de tensión eléctrica, y suministra esta señal a la ECU del motor con el fin de controlar las condiciones de funcionamiento del motor y reducir las emisiones de manera efectiva.

Características y ventajas

Tamaño reducido y alta capacidad de respuesta

  • La técnica de fabricación de DENSO, con el empleo de partículas cerámicas finas, produce un termistor de tamaño reducido y de forma especialmente adaptada.
  • El elemento captador que se inserta en el tubo de escape con en el termistor tiene una construcción tubular simple, en lugar de la construcción de doble tubo que tienen las sondas de temperatura de gases de escape convencionales. Con esto se consigue una reducción de volumen de más del 90%.
  • El elemento captador y la forma del termistor aseguran una alta capacidad de respuesta – en menos de siete segundos puede cambiar de la temperatura ambiente a 1000 °C. 

 

Resistente al calor y a las vibraciones

  • Sin rotura de la sonda en el sistema de escape
  • Capaz de soportar vibraciones, incluso cerca del motor.

Detección de alta precisión

  • La sonda de temperatura de gases de escape tiene un margen de error de ±10 °C con respecto a la temperatura real, a pesar de su reducido tamaño.
  • Capaz de detectar temperaturas en el rango de -40 °C a 1000 °C.

 

Tipos

Según la capacidad de respuesta:

  • Normal
  • Alta respuesta

Según la capacidad de detección de temperaturas:

  • ULs – Ultra baja especial
  • Ls – Baja especial
  • L - Baja > Mh – Media-alta
  • H - Alta