Funcionamiento

Ventiladores de habitáculo

Compuesto de un rotor y de un motor eléctrico, el ventilador del habitáculo - montado en la unidad de aire acondicionado del vehículo - genera el caudal de aire que pasa por la
unidad de aire acondicionado para enfriarlo o calentarlo y se suministra al habitáculo.
El caudal de aire producido por el ventilador del habitáculo depende de las pérdidas de carga en cada uno de los elementos que componen el sistema de ventilación del habitáculo del vehículo, esto es, el colector de admisión de aire exterior montado debajo del parabrisas, la unidad de aire acondicionado, los conductos de aire en el habitáculo, y el habitáculo mismo.

Intercooler 

El intercooler es un intercambiador de calor que enfría el aire que entra en la turbina de un motor turboalimentado. El empleo del intercooler está en crecimiento gracias a la mayor presencia de motores sobrealimentados.
Los especialistas de DENSO se dedican a la mejora constante del diseño y construcción de nuestros intercoolers, con especial énfasis en la reducción del consumo de combustible y las emisiones.

Radiadores de refrigeración

El radiador es el elemento central del sistema de refrigeración del motor, dispersando en la atmósfera el calor extraído del motor. Normalmente, el radiador se encuentra en la parte frontal del vehículo, próximo a la toma de aire para así aprovechar el efecto aerodinámico de la velocidad con el vehículo en marcha. En vehículos equipados con un sistema de aire acondicionado, el radiador será de dimensiones y capacidad mayores con el fin de poder disipar el calor descargado por el condensador. Los radiadores DENSO, desarrollados conjuntamente con especialistas en aire acondicionado, pueden satisfacer todo tipo de condiciones de trabajo, incluso en las condiciones ambientales más extremas.

Ventiladores de refrigeración 

La función del ventilador de refrigeración del motor es incrementar el caudal de aire que pasa por el radiador de refrigeración. Aunque normalmente se encuentra montado detrás del radiador, en algunas aplicaciones el ventilador de refrigeración se monta delante del radiador para así incrementar el caudal de aire a bajas velocidades de desplazamiento o con el vehículo parado. El ventilador de refrigeración opera con una electroválvula controlada por sensores de temperatura y de presión del refrigerante, activándose sólo cuando es necesario. Los vehículos equipados con un sistema de aire acondicionado necesitan un ventilador de refrigeración con una electroválvula de mayor capacidad. 

Radiadores de calefacción

La función de este intercambiador de calor es suministrar calor al habitáculo del vehículo. De una manera simple, el refrigerante del motor pasa por el radiador de calefacción a temperatura elevada, suministrando el calor necesario cuando se pone el marcha el ventilador del habitáculo mediante el correspondiente mando en el salpicadero.
El radiador de calefacción se instala tanto en vehículos con aire acondicionado como en los que tienen sólo calefacción. 

Radiadores de aceite 

El radiador de aceite es un intercambiador de calor que controla la temperatura del aceite
empleado para la lubricación del motor, la caja de cambios y la dirección asistida.
Las temperaturas excesivamente elevadas llevan a la degradación del aceite lubricante, con el riesgo consiguiente de producirse averías mecánicas.